Miércoles 17 de Julio de 2024

  • 12.7º

REGIONALES - POLICIALES

25 de septiembre de 2019

Caso Abbá: los primeros resultados de la autopsia

En horas de la siesta, se conocieron los primeros resultados de la autopsia practicada al cuerpo de Mauricios Daniel Abbá (43) encontrado esta mañana en un campo a la vera de un camino rural a unos 5 kilómetros de Freyre.

De acuerdo a información, Abbá murió a causa de un disparo en la sien derecha efectuado con un arma calibre 32. Los investigadores sostienen la hipótesis del suicidio, aunque la investigación continúa a cargo de la fiscal del segundo turno Silvana Quaglia. La Policía Científica trabajó en el lugar del hallazgo. Además, la autopsia confirmó que llevaba fallecido hacía varios días, incluso, la muerte data de pocas horas posteriores a su desaparición el viernes 13 de septiembre pasado. En tanto, el cuerpo no presentaba avanzado estado de descomposición.   Si bien las primeras informaciones brindadas por fuentes policiales daban cuenta del hallazgo del cuerpo y junto a él un arma, indicaban que podía estar con vida, pero luego se confirmó el lamentable deceso.   Fuentes policiales indicaron además que la zona del hallazgo "estaba chequeada, pero los perros (División Canes) afinaron la búsqueda, porque se hizo un rastrillaje muy amplio durante todos estos días".   Abbá vestía la misma ropa que tenía el día que abandonó su casa en Freyre. En el lugar del hallazgo del cuerpo, además del arma, se encontraron cartas, la motocicleta en la que se conducía Abbá y otros elementos.   Ayer los familiares de Abbá volvieron a pedir a la justicia celeridad en la investigación y más recursos en el operativo de búsqueda. En el mediodía de hoy iban a reunirse con el intendente de Freyre, Augusto Pastore.   Abbá, que trabajaba en una distribuidora mayorista de artículos de ferretería, el viernes 13 de septiembre tuvo una discusión con su esposa, Luciana Grosso (40), con quien tiene una hija de 9 años, se fue y no volvió más a su casa de calle Mario Almonacid 371 en Freyre.   Ese sábado siguiente a la mañana este hombre no se presentó en su puesto laboral y al caer la tarde, un vecino dijo que lo vio fumando un cigarrillo en la puerta de su domicilio, aunque nunca entró. Adentro estaba su mujer, que no lo vio. Tampoco hallaron su moto negra de 110 centímetros cúbicos, marca Motomel, dominio 742-KRR.   Su familia, a esta altura, temía lo peor, aunque también mantenía una esperanza. Su teléfono celular había dejado de tener actividad el mismo viernes, por la noche.   A la búsqueda de la Policía con drones y perros adiestrados se sumaron allegados al hombre. También durante un día se lo buscó por aire con el helicóptero de la Policía de la Provincia de Córdoba y se hizo un rastrillaje por agua en las lagunas de retardo de la zona.   Días atrás se realizaron dos marchas del silencio para pedir por su aparición.

COMPARTIR:

Comentarios